Síntomas de la próstata -

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Síntomas de la próstata

HIPERPLASIA BENIGNA, CÁNCER Y PROSTATITIS

Hiperplasia benigna de próstata


La hiperplasia benigna de próstata es un agrandamiento asociado a la edad y a la producción de andrógenos.

Se estima que la padece el 90% de los mayores de 80 años.

Generalmente procova los siguientes síntomas:



-una necesidad urgente e imperiosa de orinar.

-micción frecuente nocturna.

-orina débil con escasa fuerza.

-sensación de no vaciar completamente la vejiga.

-goteo tras la micción.

En algunos casos, puede que la próstata esté tan agrandada que produzca retención urinaria.

El marcador PSA también puede elevarse considerablemente.

Para un diagonóstico preciso, consulte a su urólogo.

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el tercer proceso oncológico en hombres, por detrás de pulmón y cólon.

Síntomas del cáncer de próstata:

En su fase inicial, apenas produce síntomas de la próstata, aunque en la mayoría de los casos se observa una dificultad leve para orinar.

Es frecuente que se produzca también goteo tras la micción.

Si usted tiene más de 50 años, es recomendable que acuda a su médico de cabecera para realizarse el test de PSA (antígeno prostático específico) mediante una simple analítica de sangre.

Tanto la hiperplasia benigna como el cáncer de próstata pueden requerir cirugía de próstata. Tras el postoperatorio, aparece inevitablemente incontinencia urinaria de esfuerzo, la cual generalmente es reversible pero puede durar unos meses o años. Con el paso del tiempo y ejercicios, usted puede conseguir controlar la orina. Mientras tanto, los dispositivos externos pueden ayudar a controlar la salida involuntaria de orina.

Prostatitis

La prostatitis es la prostata inflamada debido generalmente a una infección. Puede ser aguda o crónica. Puede aparecer en personas jóvenes.

En la prostatitis aguda, los pacientes s pueden presentar síntomas de la próstata como fiebre, dolor en la parte baja de la espalda y retención urinaria.

También puede presentarse retención urinaria y sangre y/o pus en el orificio del pene. Puede estar originada por un virus de transmisión sexual, infección bacteriana en la orina que retrocede, contaminación del recto a los conductos prostáticos, o por la hiperplasia benigna de próstata.

Se puede producir también una elevación de PSA (antígeno prostático específico). Los pacientes suelen responder muy bien con antibióticos.


En la prostatitis crónica, los pacientes no presentan síntomas de la próstata de fiebre. Tienen una necesidad urgente e imperiosa de orinar y quemazón al salir la orina.

A veces se produce una pequeña secreción alrededor del orificio uretral.


También aparece dolor al eyacular e incontinencia moderada o goteo tras la micción. Las causas de este problema pueden ser: prostatitis que no se ha curado bien, costumbre de retener la eyaculación o estrés.

La prostatitis y  sus síntomas de la próstata son difíciles de tratar. Se puede requerir la administración de medicamentos antimicrobianos durante largo tiempo e incluso cirugía.


 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal